Inicio » Conferencias de Ágora de Educación » Utopía y educación popular. ¿Cuáles son los buenos saberes de las buenas educadoras?

Utopía y educación popular. ¿Cuáles son los buenos saberes de las buenas educadoras?

Martínez Bonafé 01Las implicaciones y consecuencias de las decisiones que toman las Administraciones para el desarrollo cultural y educativo de los pueblos, son bastante más importes de lo que pueda parecer a simple vista, o miradas de un modo puntual, sin memoria ni perspectiva histórica. A menudo estas decisiones se disfrazan con argot técnicos y de especialización profesional, de manera que la cuestión aparezca a los ojos del ciudadano como un problema de los expertos.

Por eso, la primera cuestión a reivindicar en el proceso de revisión de los títulos de la formación inicial del profesorado es un amplio y bien organizado debate social y profesional. Los ciudadanos y ciudadanas, los profesionales de la educación, los formadores del profesorado, tienen derecho a conocer y dar a conocer sus criterios y deseos  sobre qué conocimiento y competencia profesional requiere la función docente. Ese debate no es exclusivo de los expertos y menos todavía puede depender de las ocurrencias tecnocráticas de una agencia externa a las Universidades y el Ministerio: la ANECA, una fundación creada a la luz del discurso de la convergencia europea y con una clara hegemonía de la concepción neoliberal de la función de las universidades. Y junto a la reivindicación de un amplio debate social, no es ocioso reclamar la seriedad y el rigor que éste merece. Nuestros años de democracia formal han producido suficientes ejemplos de la perversión de los procesos de participación social.

Martínez Bonafé 02Ahora bien, ¿que deberíamos sugerir que aprendieran los futuros profesores? Hace unos años, en pleno proceso del llamado Plan Bolonia, la Universidad de Girona inició un sencillo pero interesante, intenso y bien pensado debate social sobre el diseño de los nuevos títulos de grado de Magisterio. A petición de los dinamizadores de ese debate, el profesor Jaume Martínez Bonafé tuvo la oportunidad de escribir unos apuntes a propósito de las competencias profesionales de los futuros docentes. Poco más tarde fue llamado por el Consejo Escolar del Estado para discutir, en plena fiebre del diseño por competencias, sobre las nuevas competencias en las que deberían formarse los docentes. De nuevo recurrió a esos apuntes que, en gran medida, se fundamentaban en la observación y análisis de lo que había podido conocer en las aulas de maestras con un claro reconocimiento entre sus colegas, por el fomento de buenas y renovadoras prácticas.

Se recupera aquí lo que entonces propuso, procurando escapar de las categorías académicas y disciplinares con las que habitualmente se identifica la formación del docente. Este ejercicio intelectual posibilita que en el proceso de nombrar de otra manera podamos intuir nuevas y diferentes posibilidades formativas menos ancladas en la tradición académica de los listados de materias. ¿Qué es entonces lo que debería ser capaz de hacer una maestra o un maestro, un profesor o profesora de Secundaria, cuando empiezan a trabajar en la escuela o el Instituto?

Tales son las principales tesis sostenidas y cuestiones tratadas en la conferencia «Utopía y educación popular. ¿Cuáles son los buenos saberes de las buenas educadoras?», impartida el 15 de mayo de 2013 por el profesor Jaume Martínez Bonafé (Universitat de València) en el Salón de Grados de la EUE de Palencia (Universidad de Valladolid), enmarcada en el II Seminario de Especialización Docente y Académica (octubre de 2012-mayo de 2013), titulado La educación ante la historia, ante sí misma y ante el futuro.

Conferencia íntegra disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=WL5NYpiS_6g&feature=youtu.be

Anuncios

Archivo